22.Feb.2011 Andamios

El barri vell de Girona fue en el medievo el corazón de la ciudad. El carrer de la Força era la entrada al “call jueu” crisol de culturas, con una mayoría judía, de alto poder adquisitivo y comercial, de gran influencia. Es a lo largo del carrer de la Força que la muestra del Temps de Flors se va remificando y van apareciendo el conjunto de patios, calles, escaleras y otros edificios de interés. El carrer de la Força es estrecho y su entrada principal se hace a través del carrer General Peralta, que enlaza con el carrer Ciutadans el cual nace en la plaça del Ajuntament. Así Ciutadans-Força se convierte en el eje principal de circulación, y la arteria más importante para el barri vell, junto con la Rambla, que discurre paralela al carrer Ciutadans.

Sin embargo el barri vell en las últimas décadas ha sido un barrio proscrito en el que se acumulaban prostitutas y drogadictos. No fue hasta la década de los 90 que el ayuntamiento decidió “limpiar” el barrio, mediante una estrategia urbanista de arreglo de fachadas y calles de las que son herederos la “famosa” fachada de las pintorescas casas de l’Onyar, el río principal de la ciudad. Hoy en día se continúan arreglando fachadas. Gracias a esta estrategia el barri vell ha pasado de ser un barrio pobre a tener el coste por metro cuadrado más alto de Girona. El barri vell atrae a jóvenes y demás, pero sus altos costes impiden el acceso a la vivienda a muchos de ellos. La situación es análoga con los locales comerciales.  El resultado es que el barrio se ha convertido en un escaparate precioso para el turista pero carente de vida interior. La situación, sin embargo, es promovida por el ayuntamiento, más preocupado en mantener “limpia” la fachada que le da a la ciudad proyección exterior que en promover la actividad interior.

Hoy todavía cuelgan los andamios de las fachadas. La crisis alarga las obras y los inversores mantienen sus esperanzas en una futura bonanza económica que hagan viables sus inversiones inmobiliarias. Sin embargo las casas están vacías. Como las calles son estrechas los andamios muchas veces han de ingeniárselas para colocar una estructura que no impide la libre circulación por debajo. Así las estructuras de los andamios se hacen más grandes y complicadas, formando efímeros porches y galerías entre las angostas calles.

Estas reflexiones son las que dieron lugar al proyecto que presenté el año pasado para el Temps de Flors 2010. En la calle General Peralta se encontraba un vistoso andamio que formaba un porche en todo el ancho de la calle, de modo que podía ser percibido como una gran puerta de acceso al Carrer de la Força. De esta manera la instalación, una especie de jardines colgantes, se convertían así en la puerta de bienvenida al visitante de la muestra. Para la realización del proyecto contamos con la colaboración de la empresa constructora. El proyecto fue aprobado, pero la falta de tiempo para su realización me obligó a abandonar el proyecto.

Dejando al margen el proyecto presentado, lo publico sólo como ejemplo, y toda la “parrafada” teórica, creo que los andamios son una oportunidad muy interesante de intervención. En su contra están una costosa realización material y económica, ya que requieren de estructuras que soporten la instalación. Sin embargo ahí reside la gracia del proyecto: sustratos ligeros, telas, mallas metálicas conformadas…

Adjunto la documentación del año pasado.

Write a Comment

XHTML: You can use these tags: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>